Liposuccion de Cuello Papada

La liposucción de cuello es debiada a que es una zona muy susceptible a la aparición de signos de envejecimiento dadas sus características morfológicas: piel fina, con menos protección frente a los rayos UVA por su escasa producción de melanina y menos cantidad de glándulas sebáceas (que mantienen nutrida la piel).

Los mecanismos metabólicos del cuerpo son responsables de administrar la grasa subcutánea y repartirla por zonas. Es común que estas acumulaciones estén destinadas a zonas en las que no deseamos que aparezcan por cuestiones estéticas y que no somos capaces de eliminar con dieta y ejercicio, un perfecto ejemplo es la zona de la papada y el cuello.

Un óvalo facial marcado y bien definido es característica de los rostros armoniosos. La solución quirúrgica para eliminar los antiestéticos acúmulos de grasa que se instalan en la zona de la papada y el cuello es realizar una liposucción de la zona para aspirar los depósitos grasos subcutáneos.

La liposucción de cuello y papada no requiere hospitalización. Se realiza con anestesia local bajo los efectos de la sedación. El inconveniente para retomar las actividades normales es una leve inflamación y cardenales durante aproximadamente tres semanas.

Esta técnica está indicada para casos de acumulación de grasa en la zona de la papada y el cuello, una zona que es objeto de miradas y que si no está en armonía con el rostro refleja una imagen avejentada y tosca.

El resultado es una imagen más estilizada y esbelta. Definición del ángulo cervical y reducción de la redondez de la cara.

Más información en teléfono  951 137 229, o a través de la sección CONTACTO