Hospital CHIP Malaga Varices Vasculares

Bajo Voltaje contra Arañas Vasculares

Los resultados de un estudio reciente sugieren que una nueva opción para el tratamiento de venas de araña funciona tan bien o mejor que las terapias tradicionales.

CHIP Wellness Estetica

Según el estudio, el 41% de las mujeres mayores de 50 años tienen las arañas vasculares en los miembros inferiores. El cirujano plástico norteamericano Kenna S. Given, desarrolló un dispositivo diseñado específicamente para el tratamiento de las arañas vasculares. Es una micro-aguja con un eje aislado y una punta biselada expuesta, que se inserta en una pieza de mano conectada a un generador eléctrico mono-polar. La aguja se introduce a través de la piel dentro o en la vena de la araña y una corriente de bajo voltaje es aplicada.

En un estudio sobre 30 pacientes de sexo femenino con las arañas vasculares con edades 32-67 (promedio 43 años), todos fueron tratados con una sola pasada del nuevo sistema. El tiempo medio de seguimiento fue de seis meses.

Los resultados muestran que las venas de araña eliminadas son elrededor del 70% en 20 de los 30 pacientes. Las complicaciones más frecuentes fueron eritema cutáneo, que se desarrolló en 15 pacientes, y los moretones, que ocurrió en 13 pacientes. Todas estas complicaciones se resuelven en dos a tres semanas.

La innovación más importante del instrumento es una aguja aislada con una punta en bisel no aislado. Esto permite a los cirujanos plásticos destruir las arañas vasculares que utilizan baja tensión, por lo tanto la eliminación de cicatrices.

El Dr. Given es presidente de Spider Vein Solutions, propietaria de la patente y comercializa la aguja, y es profesor emérito en la Universidad de Georgia Regents en Augusta.

Más información en teléfono 951 137 229, o a través de la sección CONTACTO.

Hospital CHIP Malaga Varices Cuidado

Varices, Cuidado en Verano

Las varices son venas hinchadas por una acumulación no normal de sangre que se produce por una debilidad en las paredes de las venas superficiales. Como consecuencia de esta debilidad, hace que las venas se estiren y se dilaten, propiciando la acumulación de la sangre en especial cuando la persona permanece de pie tiempo excesivo. El aumento de la temperatura, sobre los 25 grados, las personas con varices sufren complicaciones. Varices cuidado: utilizar medias de compresión es una medida eficaz para evitar que las varices empeoren en verano.

El calor produce un fenómeno de vasodilatación o aumento del calibre de las venas. Al caminar o correr, nuestra propia musculatura impulsa la sangre hacia abajo, acumulándose líquido en las extremidades inferiores, y esta presión hace que las venas se vayan deformando aún más, contribuyendo a que empeoren los trastornos asociados al retorno venoso. Las medias de compresión deben usarse en verano y con más motivo que en invierno, pues ayudan mecánicamente a impulsar la sangre desde los capilares hasta el corazón.

En verano son recomendables medias de compresión normal o ligera, en lugar de las de compresión fuerte, y ponerlas sólo por la mañana cuando no hace tanto calor. Además, tan solo para la compresión ligera existen las denominadas medias de verano de tejido más ligero.

Además de la terapia de compresión, existe otras medidas efectivas para evitar que empeoren las varices en verano. Estas son las más efectivas:

Evitar la exposición al sol durante largas horas, tumbados y sin moverse, y sobre todo durante las horas de máximo calor, lo que conduciría a un efecto vasodilatador intenso y prolongado.

– Aplicar duchas de agua fría en las piernas.

– Utilizar geles de efecto frío mediante masajes suaves en sentido ascendente o con activos venotónicos.

– Tomar algún fármaco venotónico por vía oral.

Tumbarse y elevar las piernas por encima de la altura del corazón, tras largos periodos sentados o de pie.

– Es recomendable caminar por la playa y bañarse de vez en cuando, ya que el agua fresca activa la circulación y mejora la sensación de piernas cansadas. En este caso, es necesario ducharse después del baño para retirar la sal, ya que seca la piel, y aplicar crema hidratante.

Además de estas pautas veraniegas, hay otras medidas recomendables para hacer frente a las varices que se deberían aplicar durante todo el año:

Evitar el sobrepeso, la obesidad y la vida sedentaria.

No usar ropa demasiado ceñida.

– Utilizar zapatos cómodos, prescindiendo en la medida de lo posible de los tacones altos y del calzado plano.

Hidratar la piel a diario.

Utilizar protección solar todo el año, ya que ayuda a reducir la extravasación sanguínea.

Más información, asesoramiento y personalización sobre tratamientos en teléfono 951 137 229, o a través de la sección CONTACTO.