Hombres Estética Más que Nunca

Hombres Estética Más que Nunca, Se Animan

Hombres Estética Más que Nunca, Se Animan – Los hombres se animan cada vez más a cuidar su estética y se someten a diferentes intervenciones.

Más información en teléfono  951 137 229, o a través de la sección CONTACTO

Hombres Estética Más que Nunca, Se Animan

Según la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética, el número de procedimientos cosméticos realizados en hombres ha aumentado más de 325 por ciento desde 1997 en Estados Unidos. Mientras que los hombres todavía sólo representan el 9,5 por ciento del total de los procedimientos, fueron destinatarios de 1,2 millones de procedimientos en 2015.

Los principales procedimientos quirúrgicos realizados en los hombres son la liposucción, la cirugía de la nariz, la cirugía de párpados, la reducción de mama masculina y los estiramientos faciales.

“He visto un marcado aumento en los clientes varones durante el año pasado”, comenta a los medios el cirujano plástico Beverly Hills Dr. Marc Mani.

Mani cree que un cambio en los valores del lugar de trabajo puede contribuir a la importancia percibida de mantener una apariencia juvenil. “Los días de permanecer con la misma compañía 40 años hasta que consigas tu reloj de oro en la jubilación han terminado”, dice. “La antigüedad no es tan importante como la energía y la productividad, que están asociadas a la juventud. En una economía impulsada por la tecnología y las redes sociales, la apariencia juvenil es más importante que nunca “.

Debido a que la cirugía plástica se ha convertido en algo más común entre los hombres, ahora ha dejado de ser un tema tabú a la hora de debatir. Los hombres ahora abiertamente hablan de cirugía plástica entre sí, algo nuevo.

Más información en teléfono  951 137 229, o a través de la sección CONTACTO

Estetica Cirugia Medicina Hospital CHIP

Otoño, Ideal para Estética

El regreso de las vacaciones supone para muchas personas retomar ideas que tenían en mente antes del merecido descanso. Y algunas de ellas tienen que ver, y mucho, con la estética. La vuelta del verano es uno de los momentos en los que muchas personas se plantean someterse a esos retoques. Tanto es así, que según estimaciones de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), las intervenciones de cirugía estética facial crecen un 40% en nuestro país en el último cuatrimestre del año respecto a los ocho meses precedentes, Son los mayores de 45 años los que más recurren a estas intervenciones, que se reparten entre un 83,8% de mujeres y un 16,2% de hombres.

¿Por Qué Tras el Verano?

El destacado incremento a partir de septiembre se debe a tres factores relacionados con el fin de la época estival: un factor psicológico motivado por el final de las vacaciones y la vuelta al trabajo, la aparición de manchas tras la exposición al sol sin la protección adecuada y la mayor visibilidad de las arrugas al aclararse la piel una vez desaparecido el moreno.

“Es en este periodo cuando la acción de la edad y del sol sobre el rostro se hace más evidente, lo que conlleva una mayor demanda de las dos intervenciones principales de cirugía facial, la destinada a eliminar o suavizar arrugas y líneas de expresión y la que persigue disminuir la flacidez cutánea. Ambas han evolucionado considerablemente en los últimos años, mejorando la imperceptibilidad de las señales de la intervención realizada y el logro de un aspecto natural”, apunta el Dr. Miguel Chamosa.

Las Intervenciones Faciales más Habituales

Si nos centramos en las arrugas y las líneas de expresión, se distingue entre las intervenciones con y sin relleno. Las del primer tipo pueden emplear ácido hialurónico, que tiene un efecto instantáneo, apenas deja señales y dura en torno a un año, o injertos de grasa del propio cuerpo del paciente, sobre todo del abdomen o la cara interna de la rodilla, que suponen una pequeña cirugía.

Esta última técnica es permanente, pero requiere de una conciencia plena de su evolución por parte del paciente y de una mayor habilidad por parte del cirujano, ya que dos terceras partes de la grasa inyectada se pierden porque no prenden. Por tanto, el cirujano debe calcular cuidadosamente la cantidad de grasa para equilibrar las consecuencias del injerto (sobre todo, inflamación y hematomas) con la obtención del resultado deseado una vez acabado el proceso.

Las intervenciones antiarrugas sin relleno utilizan la toxina botulínica, más conocida como bótox, que lo que hace es paralizar el músculo del gesto. Según el Dr. Chamosa, “por las características de los diferentes músculos del rostro, conviene hacer uso de esta técnica únicamente en la mitad superior de la cara, no en las mejillas ni en la zona bucal. Es en esa mitad superior donde tiene sentido una intervención que hay que repetir cada 4 o 6 meses, si bien las inyecciones tienden a espaciarse en el tiempo a medida que, por su efecto, los músculos se van debilitando”.

‘Liftings’

Los liftings faciales son intervenciones más complejas, pues precisan de la cirugía necesaria para estirar la piel de la cara hacia la zona situada delante y detrás de las orejas. También en este ámbito ha evolucionado la técnica en los últimos años, pasando de tensar sólo la piel a tensar también el sistema profundo de los músculos, lo que ha puesto fin a los liftings extremos en los que la cara aparecía como planchada. Igualmente se han diversificado las intervenciones, incluyendo desde el cuello (liftings cérvico-faciales) hasta la frente y los párpados (liftings completos).

El presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética explica que “la cirugía consiste, en el caso de las ritidoplastias, en soltar la piel y el músculo deseados y reposicionarlos en la situación previa a la flacidez, extirpando la piel sobrante y, en ocasiones, empleando coadyuvantes propios de los tratamientos antiarrugas, como las infiltraciones de ácido hialurónico, la toxina botulínica o los injertos de grasa de otras partes del cuerpo”.

En Manos Expertas

Dado que los liftings conllevan un ingreso hospitalario, se recomienda a los pacientes que exijan siempre a su médico la titulación oficial de Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, que requiere un periodo de residencia de cinco años, así como que las intervenciones se efectúen en un quirófano de un centro hospitalario o una clínica con todos los recursos necesarios para afrontar cualquier emergencia.

Intervenciones Complementarias a los Liftings

Cada vez son más los pacientes que aprovechan los liftings para realizar otras intervenciones, como la reducción de los lóbulos de las orejas, que crecen y se descuelgan con el paso del tiempo, o las destinadas a combatir la caída de la nariz y del mentón. En el caso de la nariz, es la punta la que tiende a caer, pudiendo solventarse con una rinoplastia parcial. En cuanto al mentón, con la edad se va proyectando menos hacia delante y más hacia abajo, lo cual precisa de una cirugía para reposicionarlo.

¿Y las Manchas?

El verano es una época óptima para revisarse las manchas ocasionadas por la exposición indebida al sol, dados los consiguientes riesgos de desarrollar un melanoma, del que cada año se diagnostican unos cuatro mil casos nuevos al año en España y que, aunque extirpable en sus fases iniciales, adquiere una agresividad máxima en caso de metástasis.

“El peligro del melanoma -concluye el Dr. Chamosa- reside en su apariencia mínima, en forma de una simple peca o un simple lunar. Por ello, ante la menor sospecha, debe acudirse a un dermatólogo y un cirujano plástico, que será quien extirpe el melanoma y, llegado el caso, los ganglios afectados. La cirugía plástica se hace aún más necesaria cuando el melanoma está localizado, por ejemplo, en zonas como el párpado, que, evidentemente, ha de someterse a una reconstrucción tras la extirpación”.

Más información, asesoramiento y personalización sobre tratamientos estéticos en teléfono 951 137 229, o a través de la sección CONTACTO.

Estetica Masculina CHIP Wellness

Estética Masculina Tendencia

En 2.014, en Estados Unidos se produjo un alza de 43% en ingresos por cirugías plásticas, equivalentes a doce mil millones de dólares, según las estadísticas de la American Society for Aesthetic Plastic Surgery. Según este mismo organismo desde 1.997 a la fecha, aumentaron en un 273% el número de procedimientos practicados a hombres. Los cinco tratamientos preferidos por ellos fueron: liposucción, cirugía de párpados, cirugía de la nariz, ginecomastia y corrección de las orejas desplegadas.

“Hoy, la preocupación por un aspecto físico saludable y juvenil, no es monopolio de las mujeres. Una apariencia juvenil y atractiva es importante en una época marcada por la competencia, tanto en lo laboral como en lo sentimental. El “ejecutivo de aspecto joven” es preferido en las contrataciones laborales. El dicho “el hombre mientras más feo es más hermoso”, perdió totalmente su vigencia en el mundo moderno”, dice el Doctor Gustavo Alfaro.

“Sí puedo dar fe de que la liposucción es la intervención estética más demandada. Esta técnica, que permite remodelar la silueta corporal eliminando los depósitos de grasa indeseados, representa casi el 50% de las cirugías estéticas que se hacen los hombres. En segundo lugar, se encuentra la ginecomastia o cirugía de reducción de la zona mamaria. Esta operación se aplica principalmente a quienes desarrollan una acumulación anormal de grasa en su tórax, lo que los hace lucir como pechos femeninos”, dice el especialista.

Los hombres se han sacado el prejuicio que tenían por las cirugías plásticas, y también la actitud de los padres ha cambiado: hoy, los jóvenes que sufren un carácter retraído y tímido por alguna condición poco estética están siendo detectados por sus propios padres, que los acompañan al cirujano plástico. “En los últimos cinco años, en mi experiencia los hombres pasaron a representar cerca del 12-15% del total las consultas por cirugía estética”, dice el doctor Alfaro.

Otra cirugía demandada es la de párpados, por hombres entre 40 y 60 años, quienes también se someten -aunque en menor medida- a tratamientos con botox y lifting faciales. Un aspecto juvenil abre más posibilidades laborales y de rehacer su vida sentimental a quienes sufrieron un quiebre matrimonial.

Las cirugías emergentes: Dos de las cirugías que más han aumentado en los últimos diez años en Estados Unidos son el lifting de muslos y el aumento de glúteos. Intervenciones que suenan curiosas, pero que han incrementado su demanda por la cantidad de cirugías para reducir la obesidad. Estas intervenciones hacen que la persona baje considerablemente su peso, lo que genera un exceso de piel en distintas zonas del cuerpo.

Depilación láser en hombres: se está dando con fuerza en los últimos años, que los hombres chilenos también quieran eliminar parte de su vello. Por lo que más consultan –señala el doctor Alfaro- es por la depilación en barba prominente (que llega hasta muy arriba, cerca de los ojos), en aquellos que tienen cejas anchas o unicejas, por los pelos en las orejas (lóbulo) y nariz.

Toda la información sobre tratamientos estéticos para hombre en teléfono 951 137 229 o a través de la sección CONTACTO.

Estética, Hombre y Selfis

Estética, Hombre y Selfis

Estética, Hombre y SelfisSin duda, la mujer ha dominado durante mucho tiempo las estadísticas sobre quién está interesado en procedimientos faciales para protegerse de los signos del envejecimiento pero este hecho ha empezado a cambiar.

Más información en teléfono  951 137 229, o a través de la sección CONTACTO

La sociedad americana para las estadísticas de cirugía estética muestra que aunque el noventa por ciento de los pacientes de cirugía estética son mujeres; sin embargo, los hombres de mediana edad y de edad avanzada comienzan a actualizar una tasa que es casi tres veces más de lo que era hace quince años.

“Hay una necesidad de trabajar durante más tiempo”, dijo al periódico estadounindense Post-Gazette el cirujano plástico Michael C. Edwards. Ellos necesitan necesitan mantener su competitividad en el mercado laboral durante algunos años más.

El Dr. Edwards, que ejerce en Las Vegas, trata a clientes cuyos trabajos van desde camarero a profesionales de alto nivel empleos que dependen en gran parte de su aspecto.

El permanecer competitivo en la carrera profesional de uno no es la única razón por la que más hombres buscan procedimientos cosméticos. Algunos de sus clientes masculinos dicen que sólo quieren verse mejor. Él atribuye algo de esto a, entre otros factores, la nueva tecnología que nos ha dado la capacidad de tomar el selfi, omnipresente en cualquier momento de nuestras vidas.

Los Medios Sociales y la Influencia de Cirugía Estética Selfis

Ves todas estas fotos y te dices a ti mismo: me veo más viejo de lo que me siento,comentó el Dr. Edwards al Post-Gazette. “Sinceramente creo que hay un elemento de vanidad, si no una gran cantidad de vanidad. Tenemos que cuidarnos nosotros mismos .

Esto afecta psicológica como físicamente, comentó el Dr. Edwards. “Creo que el efecto más profundo es lo que viene internamente”, dijo. Sentirse mejor. Sentirse más seguro de sí mismo. Empiezar a cuidar mejor de sí mismos .

Más información en teléfono  951 137 229, o a través de la sección CONTACTO

Oscars Selfie Hospital CHIP

Selfies y Cuidados Estéticos

La popular moda de los selfies, ha dado lugar a un aumento de la demanda de cirugía plástica. Esto se ha confirmado con un estudio realizado por la American Academy of Facial Plastic and Reconstructive (AAFPRS). El estudio anual se llevó a cabo en los datos recogidos en una muestra de dos mil setecientos miembros. Una de cada tres personas, por lo tanto, ha dicho ser una “víctima” de los selfies. La investigación también ha reportado un incremento del 10 por ciento de la demanda de rinoplastia, un aumento del 7 por ciento en el trasplante del cabello y un 6 por ciento en la cirugía de los párpados. Técnicamente los selfies representan una imagen distorsionada de la persona. Es tal vez esta la razón que lleva a la “necesidad” de cambiar el propio aspecto. Demasiados selfies indican una obsesión hacia sí mismos y un cierto nivel de inseguridad de la mayoría de los jóvenes. Esto lleva a un empeoramiento de la situación. Ahora, nos podemos ver en 100 imágenes al día en Facebook e Instagram.

La principal diferencia antes y después de la época de los selfies, ha sido un aumento de la demanda de la cirugía plástica. Y esto sucede porque la gente ha comenzado a publicar incesantemente en las redes sociales. Sin embargo, cada uno puede desear mejorar sus características, perfeccionarlas, pero no necesariamente cambiarlas para hacerlas devenir algo que no son.

Más información en teléfono  951 137 229, o a través de la sección CONTACTO

Thalia Hospital CHIP

Cirugía Estética Masculina 12%

CHIP Wellness Estetica

En torno al 12% de las operaciones de cirugía estética en España corresponden a día de hoy a pacientes masculinos. Según el Dr. Miguel Chamosa, presidente de la SECPRE, “las mujeres siempre han recurrido más que los hombres a la cirugía estética, pero, en tiempos de crisis, ellos se están mostrando menos proclives a renunciar por motivos económicos a la intervención que desean o necesitan. En otras palabras, es probable que una paciente que quiera un aumento de mamas lo aplace a la espera de mejor ocasión y opte, entre tanto, por un pequeño retoque, como la corrección de unas arrugas, pero es improbable que un hombre que quiera una liposucción deje de hacérsela o la sustituya por otra intervención”.

La liposucción es, precisamente, una de las intervenciones más demandadas por los hombres españoles, sobre todo para aquellas zonas en las que los acúmulos grasos se muestran más rebeldes a las dietas y el ejercicio físico, como el abdomen y los flancos o, en terminología popular, la “barriga cervecera” y “el flotador”. Los acúmulos suelen tener, de hecho, un volumen que hace imprescindible la liposucción para lograr los objetivos estéticos perseguidos, ya que el resto de técnicas, como los ultrasonidos, la radiofrecuencia, la cavitación, la criolipolisis o el láser, consiguen reducciones del tejido adiposo muy pequeñas al destruir las células de grasa pero no succionarlas.

Doble Mentón, Ginecomastias y Pseudoginecomastias

La sobrealimentación, unida a componentes hereditarios, también está detrás del recurso de muchos hombres a la liposucción para la eliminación de grasa bajo el mentón, la denominada “papada” o “doble mentón”, que se considera como tal cuando éste forma una línea diagonal con el esternón en vez de un ángulo recto. La liposucción suele utilizarse, así mismo, en varones con sobrepeso en cuyas mamas se ha producido una acumulación de grasa, conocida como pseudoginecomastia por tener únicamente un componente estético y por oposición a la ginecomastia verdadera.

Este último término, procedente de la palabra griega usada para definir “mamas similares a las de la mujer”, es el engrandecimiento de una o ambas glándulas mamarias en el hombre, generalmente por causas desconocidas aunque se asocie a veces al consumo de ciertas drogas o medicamentos y a algunos problemas médicos. Por ello, la intervención, realizada mediante una incisión junto a los pezones, persigue no sólo objetivos estéticos sino también de prevención del cáncer de mama. Consiste en la extracción quirúrgica de grasa y tejido glandular y, en casos extremos, de la piel sobrante, combinándose en ocasiones con una liposucción.

Blefaroplastias y Rinoplastias

En general, uno de cada cuatro hombres españoles que recurre a la cirugía estética lo hace en busca de una liposucción, si bien la intervención más demandada, por casi el 60% de los pacientes, es la de cirugía facial y, dentro de ella, la de párpados y la de nariz. La primera, llamada blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados. Realizada habitualmente con anestesia local, puede corre-gir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que envejecen al paciente, le dan un aspecto cansado y, en algunos casos, interfieren en su visión.

Mayoritariamente, en una blefaroplastia, las incisiones se practican en las líneas naturales de los párpados superiores y debajo de las pestañas en los inferiores, extendiéndose en ocasiones hacia las patas de gallo. En pacientes jóvenes en los que sólo hay exceso de grasa, no de piel y músculo, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores, de manera que la incisión se practica en el interior del párpado inferior sin dejar cicatriz visible.

Un signo de envejecimiento adicional es el ocasionado por las ojeras, semicírculos oscuros debajo de las bolsas de los párpados inferiores. Se producen por la caída de los pómulos y las mejillas, que hace que el cráneo quede más marcado en esa zona, en lo que se conoce como un proceso de esqueletonización, y que la piel se oscurezca al perder consistencia. En tal caso, la solución pasa por extirpar las bolsas palpebrales, es decir, las bolsas de los párpados inferiores, e injertar grasa para disimular las ojeras. Otras opciones son la inyec-ción de ácido hialurónico, que también favorece un aspecto más blanquecino al dar espe-sor a la zona, o el lifting vertical, que reposiciona anatómicamente las mejillas y los pómulos.

Finalmente, los hombres demandan, como las mujeres, intervenciones de cirugía de la nariz por motivos estéticos, aunque también suelen hacerlo por problemas de otra índole como traumatismos o insuficiencias respiratorias (por ejemplo, por tener el tabique torcido). La rinoplastia ha evolucionado en los últimos años hacia el desarrollo de su variante “abierta”, en la que el cirujano plástico realiza una pequeña incisión en la columela (la parte de la piel entre la punta y la base de la nariz) para operar con un acceso más amplio y fácil a los cartílagos. En la rinoplastia cerrada, por el contrario, la operación se efectúa por den-tro de las fosas nasales, sin dejar rastros quirúrgicos a la vista.